Vacunas comestibles / Edible vaccines

Hace casi 20 años surgió una idea revolucionaria, las vacunas comestibles. Consistía básicamente en  producir alimentos transgénicos que tuvieran en su composición la sustancia que desencadena la respuesta inmune en quien lo toma. De este modo, ingerir el alimento (en la dosis adecuada) equivaldría a, el ya conocido por todos, pinchazo de vacunación que se administra para prevenir una enfermedad. Desde entonces, se han estado desarrollando vacunas mediante el uso de plantas transgénicas. Los antígenos derivados de estas plantas han sido testados en animales de laboratorio y también en voluntarios humanos, obteniendo en todos los casos el resultado esperado, se trata por tanto de una aplicación de un enorme potencial. Por ejemplo, se han desarrollado una variedad de lechuga que inmuniza contra la hepatitis B, y patatas y tomates que protegen del cólera. Durante 2005 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se publicaron los resultados de la modificación genética de plantas de tomate que servirían como vacunas para prevenir el SARS (Síndrome Respiratorio Severo Agudo), una enfermedad contra la que aún no existen vacunas. También supone un gran beneficio para los animales, tal es el caso de la alfalfa modificada genéticamente para proteger al ganado de la fiebre aftosa, incluso se podrían instalar comederos con vacunas orales para inmunizar roedores, frenando la propagación de enfermedades.

Una de las ventajas que presentan las vacunas comestibles frente a las convencionales es que se consiguen abaratar y simplificar los costes de producción y mantenimiento. Además, esta estrategia permite llevar a cabo campañas de vacunación en lugares remotos llevando las semillas al lugar de aplicación (las semillas apenas requieren un cuidado mínimo). A pesar de todo esto, todavía serán necesarios años de ensayos clínicos para que podamos ver en nuestras vidas estas nuevas vacunas.

vegetables

Para los que quieran profundizar un poco más en el tema explicamos ahora cómo se consiguen estas vacunas biotecnológicas.

El primer paso es encontrar qué proteína de qué virus o bacteria actúa como antígeno provocando la reacción inmunitaria. Una vez hayamos identificado qué proteína es, lo que se hará será aislar el gen que lo codifica. Una vez se tiene el gen de interés, se insertará en un plásmido junto con otro gen que confiera resistencia a un determinado antibiótico. Una vez tengamos el plásmido recombinante se introducirá en una bacteria, hecho que permitirá replicarse, crear muchas copias del plásmido con el gen que codifica para el antígeno seleccionado. Finalmente se transfieren los plásmidos con el gen o los genes de interés a células vegetales que darán lugar a la planta transgénica.

 

Aquí os dejamos el vídeo del proceso completo:

 

Almost 20 years ago, a revolutionary idea emerged, edible vaccines. Basically it was based on transgenic food production which had inside itself the immune response triggering substance. Taking the proper amount of food would be the same as vaccination procedure to prevent the illness. From that moment, vaccines have been developed using transgenic plants. Plant derived antigens have been tested in laboratory animals and human voluntaries. The desired results were obtained in every case, it is therefore an application with a huge potential. For instance, a new lettuce variety has been created in order to immunize against Hepatitis B and potatoes and tomatoes that protect against cholera. In addition, during 2005 in Proceedings of the National Academy of Sciences results of tomatoes genetic modification which will be used to vaccine against SARS (Severe acute respiratory syndrome). On the other hand edible vaccines can be useful for animals too. Genetically modified alfalfa is being used against aftose fever. Troughs with oral vaccines could be installed to protect rodents, stopping the illness spreading.

One crucial benefit of edible vaccines is that they reduce the price and simplify the production and maintenance costs. In addition, this strategy allows vaccination campaigns  in distant places by carrying seeds to these places. Despite everything, years of clinical research are still needed to see this application in our lives.

For those who want to get more information about this application we will now explain how these vaccines are produced (See the diagram to further information).

The first step is to find the antigen of the bacteria or virus involved in the immune reaction. Once we have identified this protein, we must isolate the gene which codifies this protein. Once we have the gene of interest, it will be inserted in a plasmid with an antibiotic resistance gene. The next phase is transferring the plasmid to a bacteria. The bacterial replication will produce a lot of plasmid copies. Finally, these new plasmid copies are transferred to plant cells that will produce the transgenic plant.

 

Fuentes/Sources:

Plantas modificadas genéticamente como vacunas comestibles : aspectos científicos y socioeconómicos. María Elena Cebadera Miranda. Madrid, 2012.

Tecnociencia y Salud

Noticia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s